Páginas

jueves, 24 de mayo de 2012

Y me di cuenta de que escapaba del amor. Aunque pensandolo bien, realmente nunca lo busqué. Cada vez que aparecia ante mi, me aterraba y salía corriendo, alejándome de ese sentimiento. Pero mírame ahora, riendo como idiota, abrazada a ti, debil, expuesta, ENAMORADA, tal y como la persona que nunca quise ser. Y resultó ser que aquella chica que siempre se ocultó del amor, hoy es feliz gracias a el.

No hay comentarios:

Publicar un comentario